Hablemos con el corazón de la vitamina E

Quality for Life Editors11/22/16

Las enfermedades cardiacas y los accidentes cerebrovasculares siguen siendo dos de las principales causas de muerte de los estadounidenses, según la Heart Disease and Stroke Statistical Update (Actualización estadística sobre enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares) de 2014 de la Asociación Americana del Corazón. Nunca es demasiado pronto para tomar medidas para la salud cardiaca a largo plazo. ¿Cuál es una de las mejores formas de combatir las enfermedades cardiacas? Una dieta sana.

Empiece comiendo alimentos ricos en nutrientes que contengan vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes, como frutas de diferentes colores, verduras, cereales integrales, aves, pescado y frutos secos.[1] Aunque se siga una dieta saludable, es posible que el estilo de vida ajetreado evite que se obtengan las cantidades recomendadas de vitaminas y minerales solo a través de los alimentos. Una forma sencilla de mejorar la dieta es tomar alimentos y bebidas fortificados y complementos nutricionales.

Puede que la vitamina E no sea la primera vitamina que le venga a la cabeza cuando piensa en la salud cardiaca, pero es esencial para que el sistema cardiovascular funcione de forma óptima. La vitamina E existe en ocho formas, como el alfatocoferol, que es la única forma que sirve para cubrir las necesidades humanas. Funciona como antioxidante protegiendo las células, los tejidos y los órganos de los efectos nocivos de los radicales libres. Los radicales libres son los responsables del proceso de envejecimiento y pueden desencadenar varios problemas de la salud como enfermedades cardiacas, cáncer y enfermedades inflamatorias.

Se calcula que tres cuartos de la población de los países desarrollados no alcanzan las recomendaciones de consumo en dieta de vitamina E.[2] Si no lleva una dieta equilibrada rica en leche, huevos, frutos secos, cereales integrales, espinacas y aguacates, probablemente no está alcanzando los niveles recomendados de vitamina E. El consumo recomendado para los adultos es de 15 mg al día.[3]

Busque el logotipo Quali®-E en sus alimentos, bebidas y complementos favoritos para asegurarse de consumir una vitamina E de alta calidad y fiable en su dieta.

Referencias

[1] American Heart Association Diet and Lifestyle Recommendations (Recomendaciones de dieta y forma de vida de la Asociación Americana del Corazón)

[2] DSM (6 de febrero de 2014): «DSM propone modificar la ingesta básica de vitamina E para satisfacer las necesidades de las formas de vida modernas».

[3] Nutri-Facts.org: http://www.nutri-facts.org/eng/vitamins/vitamin-e-tocopherol/at-a-glance/

 

Mensajes Recientes


Este sitio utiliza cookies para almacenar información en su equipo.

x